¿Es obligatorio hacer un buen calentamiento?

Sí. Para prepararte para un entrenamiento intenso, debes calentar a conciencia. En frío, los músculos, los ligamentos y las articulaciones son propensos a sufrir lesiones. Lo ideal es calentar durante 5 o 10 minutos con una sesión relajada de ejercicio cardiovascular en la elíptica, la máquina de remo o la comba o sin nada: haciendo boxeo, dando saltos con los brazos y las piernas abiertos o corriendo (sin moverte del sitio). Cuando los pesos elevados y los ejercicios complejos aparecen en escena, se recomienda además una serie adicional de calentamiento. Como alternativa, puedes realizar un calentamiento de todo el cuerpo, que consiste en un press de banca (para el pectoral y los tríceps), un estiramiento de dorsales (para la espalda y los bíceps) y un presa de piernas (muslos y pantorrillas). Objetivo: cada 20 repeticiones. EN total, el calentamiento debe estimular el cuerpo y ponerlo en movimiento, pero no agotarlo.

Sugerencias y base de conocimientos