Enfriamiento y recuperación

Al terminar el entrenamiento, realiza un enfriamiento de entre 5 y 10 minutos. Este puede tener la misma estructura que el calentamiento. Acelera el proceso de recuperación y hace que el cuerpo y la mente vuelvan mejor al estado de reposo. 
Es especialmente importante descansar después del entrenamiento. Respeta el tiempo de recuperación propuesto. Lo mejor es que no hagas el mismo entrenamiento antes de 48 horas, es decir, que no vuelvas a someter el mismo grupo muscular a un esfuerzo (intensivo) hasta que no pase este tiempo.

Sugerencias y base de conocimientos